¿Quieres perder peso?

Bienvenidos al blog de Farmacia Constitución.

Ya has tomado la decisión y ese es el primer paso para comenzar.
En primer lugar, olvídate de esas dietas milagro que te harán perder peso de manera rápida aunque nada convincente.
No se trata de jugar con tu salud. La mejor opción es elegir un plan a tu medida para poder ayudarte.
Para empezar con una dieta hay que tener en cuenta que todo suma, no vale con tomar cualquier producto y esperar a que se obre el milagro.
Hay que introducir cambios en la dieta, esto no quiere decir eliminar alimentos por completo, se trata de mantener un equilibrio.

  1. Marque una fecha en el calendario como meta para haber alcanzado su peso ideal.
  2. Realiza 5 comidas diarias, esto evitara que comas más en las comidas principales, mantendrá tus niveles de azúcar en sangre, impedirá que tu cuerpo almacene reservas y conseguirás un metabolismo adecuado. A mayor número de comidas realizadas, mayor cantidad de grupos de alimentos se incluyen en la dieta. Recuerda que tenemos 6 grupos de alimentos principales (lácteos, proteínas, hidratos de carbono, frutas, verduras y grasas) y comer cada uno de ellos te aporta distintos beneficios para tu salud.
    – El desayuno es muy importante ya que llevas toda la noche sin comer nada, comienza la actividad del día y por ello tu cuerpo necesita energía.
    – La media mañana y la merienda nos ayudan a consumir todos los grupos de alimentos en sus raciones recomendadas ya que sin estas dos tomas sería muy difícil comer todo lo que debemos.
    – La comida y la cena son las tomas a las que dedicamos más tiempo en general. Deben incluir alimentos dentro del grupo de las verduras, los hidratos de carbono y la proteína para ser completas.
  3. Saltarse comidas no adelgaza.
    En la sociedad actual hay muchas personas que piensan que si se saltan una o dos tomas diarias adelgazarán, sin embargo esto lo que genera es que llegues con mucha más hambre a la comida y a la cena.
  4. No picotes entre horas, la mayoría de las veces que hacemos esto comemos alimentos que no son beneficiosos para nuestra dieta y por lo general no ayudan a bajar de peso sino todo lo contrario, hay que evitar caer en la tentación de picotear.
  5. Come despacio y con tranquilidad: Esto es muy importante, cuando tenemos prisa o mucha hambre comemos rápido y nos fijamos poco en lo que estamos comiendo, este es un error muy común. Pueden pasar hasta 20 minutos antes de que el cerebro se entere de que tenemos el estómago lleno, con ello solo conseguiremos comer más cantidad de comida que realmente no necesitamos además de aumentar las flatulencias.
  6. Fin a los dulces y a los caprichos: Tampoco hace falta renunciar a los pequeños placeres de la vida, puedes darte un capricho de vez en cuando pero sin abusar de ello.
  7. Evita las bebidas gaseosas, excitantes y con azucares solo conseguirán que te encuentres más hinchado además de engordarte.
  8. Come siempre sentado a la mesa. Si lo hacemos mientras trabajamos o vemos la tele lo hacemos de forma mecánica y eso se traduce en que comemos muchísimo más de lo que comeríamos sentados a una mesa de verdad.
  9. Duerme bien, tienes que hacer todo lo posible para dormir 8 horas.
    El estrés o la falta de descanso provocan acumulación de grasas, estas son más difíciles de eliminar y, además, se generará una mayor producción de ghrelina, una hormona que aumenta el apetito. 

En Farmacia Constitución contamos con el asesoramiento de un profesional que se informará sobre tus hábitos alimenticios, realizará un estudio antropométrico a tu medida y te marcara unas pautas a seguir, igualmente podrás encontrar todo tipo de productos que harán que logres tu propósito.

Existen distintos productos que pueden acelerar este proceso.

  • Sustitutivos de las comidas: son productos de formulación especial que, utilizados de acuerdo con las instrucciones del fabricante, sustituyen total o parcialmente la dieta diaria. Estos productos no se deben usar de forma continua ni a largo plazo.
    Podemos encontrar barritas, batidos, natillas…
  • Complementos y otras ayudas: Estos productos no sustituyen a ninguna comida pero funcionan como excelentes complementos potenciadores de la pérdida de peso. Los principales efectos que se pueden obtener son: optimizar la pérdida de peso, actuar sobre el metabolismo del azúcar, luchar contra la retención de líquidos (a través de las propiedades drenantes de sus componentes); recuperar el vientre plano (reequilibrando la flora intestinal) o mejorar el perfil lipídico.
    Podemos encontrar los drenantes, los reductores del apetito, los quemacalorías, el vientre plano, los reductores de grasas…

Además de una dieta equilibrada también hay que realizar ejercicio físico no solo para quemar calorías sino para coger esa firmeza que se pierde al bajar de peso y de esa manera tonificar nuestro cuerpo, sin olvidarnos de que cada vez que realizamos ejercicio físico aceleramos nuestro metabolismo ayudándolo a adelgazar y a liberar toxinas, eliminamos estrés y ansiedad y aumentamos nuestra autoestima.